jueves, 3 de octubre de 2019

El amor y otros choques de tren - Leah Konen - Reseña

Cuando se es lector es imposible no pensar que algunos autores creen que el destino es el combustible que mueve al mundo. Algunas de las mejores historias tienen mucho que ver con él, y aunque en la vida real no es tan fácil considerarlo como algo real, en la ficción otorga los mejores momentos. Blog Lectores Nocturnos
Ammy es una chica que un día se sube a un tren con la cabeza llena de pensamientos, de camino a la boda de su padre. Es su primer viaje en tren y al parecer no es cómo las películas (y los libros tal vez) se lo prometieron.
Noah es un chico que sube a un tren para volver a su pueblo natal y tratar de recuperar a la chica que más ha querido, decidido a dar lo mejor de sí mismo habiendo aprendido de sus errores. Un conocedor de los viajes en tren, un realista esperanzado.
Pero cuando estos dos se conocen, las cosas parecen no salir de la mejor forma. Las circunstancias no parecen ser, ni de lejos, las mejores para que algo agradable suceda. Así que, claro, eso es más o menos lo que pasa.
La narración de esta novela es bastante amena. Hace avanzar los momentos casi a la misma velocidad que nos tomaría verlos en una película, o al menos así se siente en el tiempo lector que sucede a veces. Blog Lectores Nocturnos
Lo único que parece frenar lo que pasa en el mundo de los personajes es lo que tienen en la mente. Ambos llevan consigo algunos momentos de su pasado muy presentes, como una competencia de vidas. Sin embargo, ese es un detalle necesario para comprender los contextos de los personajes y la naturaleza de sus sentimientos cotidianos. La historia comienza cuando ambos suben al tren, pero sigue adelante mostrándonos fragmentos de sus pasados.
Puede que para muchos esta no parezca una trama original, y puede que no lo sea en general, pero hay ocasiones en las que es necesario darse un respiro entre lecturas con algo ligero y entretenido. Algo que muchos podrían leer de una sentada o en muy poco tiempo. Pues esta es esa lectura. Y funciona muy bien si es justo eso lo que esperamos de ella.
La inesperada aventura en la que estos dos jóvenes se embarcan resultar ser una que aunque basada en el mundo real, cambia de rumbo lo suficiente para mantenernos entretenidos. Lo único que le faltó fue que estuviera ambientada en la temporada navideña.
La carrera contrarreloj a la que se enfrentan los lleva a tomar riesgos que marcan la distancia que recorren camino hacia sus destinos. Ambos añoran el cambio de sus futuros, casi hasta temerles. Se arrojan hacia lo incierto esperando que las cosas salgan de la mejor manera, solo porque saben que existe esa posibilidad. Como al parecer hacemos todo. ¿Será que lo consiguen?
Después de todo, para los dos es poco usual que dos extraños se unan para tratar de resolver un problema que los deja varados en medio de la nada.
Aunque le reprocho a la historia que ambos sean tan similares en cuanto a gustos y valores. Podrían cambiar la historia de él por la de ella y viceversa y el sentimiento narrativo hubiera sido el mismo, pero eso mismo nos entrega un detalle poco probable, incluso para una historia regida por la premisa del destino. Tener personalidades un tanto menos similares habría podido incrementar ciertos sentimientos en la historia, tal vez haciéndola un poco más interesante.
Y dicho eso, los pensamientos empecinados de Ammy son lo peor de la historia, pero supongo que resultan comprensibles si nos ponemos en sus zapatos, y comparados con otros tampoco son lo peor del mundo. Todos tenemos que aprender de las cosas que nos pasan, y también de las que pasan a nuestro al rededor. Blog Lectores Nocturnos
Noah raya casi en lo cotidiano, pero su buena mente y corazón lo hacen posicionarse como un de los personajes masculinos dignos de cierto encanto en la lista de quien así lo sienta, al menos mientras dure la lectura.
Además de los giros en las situaciones que toman por sorpresa a los personajes, hay un giro importante en la trama que se agradece bastante y vuelve esta novela definitivamente más interesante y le otorga ese algo que le faltaba.

El amor y otros choques de tren nos entrega un momento de aventuras rodeadas de frío, pero nos hace sentir cálidos. Sus protagonistas cargan la historia casi sin detenerse, en sus mentes y en su realidad, hasta llevarnos al final.
 Esta novela es un respiro, asentimientos y sorpresas que entregan el mejor momento posible. Supera los propios clichés que presenta, y si no al menos los usa de forma aceptable.
Hay destinos que solo se descubren siguiendo adelante, a pesar de todo.

Calificación:

La frase: 
Porque al mismo tiempo, en un menor nivel, al menos…
Me emociona.
Ese es el problema con las aventuras. Probablemente abren más puertas y más posibilidades de las que deberían.” 

El amor y otros choques de tren, Leah Konen. 336 p. VRYA, 2019
Trad. María Victoria Echandi

¡Hasta la próxima!

jueves, 5 de septiembre de 2019

Conejo blanco, lobo rojo - Tom Pollock - Reseña

Todos tenemos momentos en los que estamos seguros de que nuestra vida no sería buen material para un libro, de que es demasiado aburrida y monótona. La vida del protagonista de esta historia, sin embargo, está tan llena de detalles que ni siquiera él mismo sabría cómo clasificar, aunque la mayoría del tiempo ya le parezcan tan normales que tal vez no vea nada especial en ellos. 
Peter Blankman es un chico que lleva una vida bastante alejada de la “normalidad”. Sufre de ataques de paranoia tremendos que lo llevan a perder el control, y su mente está llena de matemáticas. Vive con su madre, una inteligente y misteriosa científica, y su hermana melliza Bel, una chica que parece no temerle a nada. Los dos hermanos se conocen tan bien como cabría esperarse y son tan diferentes entre sí que nadie pensaría tienen un vínculo tan fuerte. Son casi completamente opuestos y si no fueran hermanos seguramente ni notarían la existencia del otro, pero no hay que olvidar el fuerte lazo que significa una relación de hermanos, casi de confianza ciega mientras al mismo tiempo se es capaz de el odio más intenso. Blog Lectores Nocturnos 
Pero de pronto Peter y su familia se ven envueltos en una vertiginosa cadena de sucesos que, guiados por su mente, casi toman a todos por sorpresa. Lo que pasa tiene una absoluta conexión con su vida, Los sucesos de esta novela suceden en apenas unos días, pero involucran al pasado de forma directa, tanto que constantemente es más interesante que lo que pasa en el presente. 
Esta es una historia de espías al estilo británico, y un elemento que da cuerda a la historia: una mente. La verdad está oculta en todo lo que lo rodea, en aquellos en quienes Peter confía, solo tiene que abrir los ojos y aceptarla. 
Me habría gustado sentir más esta historia. Adentrarme en la piel del protagonista y perderme en su mente. Sin embargo, casi cada momento se siente lejos de él, como ver lo que pasa en una pantalla desde un ángulo que apenas permite ver lo que se muestra. El sentimiento narrativo se siente carente, repetitivo y los momentos que pasan los personajes no resultan del todo originales. Personalmente sentí esta novela como un rompecabezas cuyo armado presenta piezas que no terminan de encajar entre ellas, con un desarrollo que no atrapa lo suficiente para acompañar a su inicio y final en nivel de interés. Blog Lectores Nocturnos 
Peter y Bel son personajes muy interesantes, al igual que su madre científica, y su conexión más allá de la familiar es uno de los mejores elementos del libro. Me habría gustado leer más sobre Bel y su madre, es posible que esta novela fuera mejor si estuviera narrada con más puntos de vista, porque aun cuando algunas respuestas se mencionan, adentrarse más en ellas hubiera dado mejores capítulos. 
Me gustan los tonos de misterio y confusión que alternan en la narración de Peter. Su mente es un laberinto de pensamientos ocultos y sus interacciones con los demás son lo que hace a esta historia interesante. 
Punto extra por esos momentos crudos sobre las cosas que cada personaje tiene que hacer para seguir adelante y luego guardar en secreto. Son la clase de cosas que en una serie de televisión escalan y afectan a los personajes y sorprenden al espectador, quedándose en su mente por mucho tiempo. Sin embargo, de nuevo, en muchos casos solo nos queda imaginarlos, pues no se narran con el suficiente detalle. Es como si el autor dejara como responsabilidad del lector llenar los agujeros de la historia. Un ejercicio de imaginación digno de literatura más adulta. Sus capítulos contienen dolor físico, trauma, sangre y una morbosa representación de la mente humana. 
Cabe también mencionar la falta de descripciones físicas sobre la mayoría de los personajes. Aunque tampoco se profundiza demasiado en sus personalidades, casi me gusta que uno deba descubrir ciertas cosas al respecto, aunque no aprecio los clichés que resultan. 
Los datos sobre matemáticas y ciencia no resultan intrusivos para aquellos que no tenemos afinidad hacia dichos temas, sino las presentan como interesantes. Ver lo que Peter es capaz de hacer con ellas incluso despierta el interés para investigar al respecto. Blog Lectores Nocturnos 
Una novela con cierto nivel de sorpresa, acción y misterio que intenta ahondar en la condición animal del comportamiento humano, casi realista en sus ideas, casi entretenida en todas sus partes. 

Conejo blanco, lobo rojo es una historia llena de detalles increíbles con un potencial tremendo, pero que no son usados de la forma correcta, dejando al lector la difícil decisión sobre cómo calificarla. El brusco giro que da la vida de Peter Blankman y su mente casi están destinados a encajar uno con el otro. No dudo que mucho de lo que se ve en esta historia es interesante, pero es lo que no se ve lo que más la afecta. 
Una novela con colores fríos que a este lector siempre le han gustado, aunque con vacíos irregulares que contrasta con sus intenciones. 
Porque la verdad, buena o mala, a veces cae sobre nosotros para cambiarnos la vida, aun cuando creemos que todo está perdido. 

Calificación:

La frase: 
Bel se voltea para mirarme, impresionada, y yo me lleno de orgullo. 
-Mírate -dice ella-. El doctor del miedo
-Me gusta cómo lo dices. 
-¿Eh? 
-Como si fuera un superpoder, en lugar del producto de vivir diecisiete años con distintos trastornos intestinales por estrés. 

Conejo blanco, lobo rojo, Tom Pollock. 376 p. VRYA, 2019
Trad. Vanesa Fusco

¡Hasta la próxima!

viernes, 5 de julio de 2019

Te daría el sol - Jandy Nelson - Reseña

A veces, desear cambiar el pasado es inevitable. Es algo casi necesario para encontrar una respuesta sobre cómo vivir en el presente o pensar siquiera en el futuro. 
Esta es la historia de dos hermanos mellizos con sentimientos intensos hacia lo que aman, con talento y destino, pero no la mejor de las suertes. Dos personas que lo tienen casi todo para sentir felicidad, pero que de alguna u otra forma se impiden llegar a ella. 
Esta es sin duda una historia sobre errores que escalan niveles, de silencios que llegan muy lejos y una intensa represión. Blog Lectores Nocturnos 
La fantástica June y el talentoso Noah cuentan sus momentos, cada uno con su propia voz y en tiempos distintos. Con años de diferencia. Pero eso tiene una explicación: porque así debe ser. Ese detalle en la narración termina alejándose bastante de la típica narración lineal y cobra más sentido a cada página. 
Las historias de conflictos, secretos y familia no suceden de un día a otro. 
La autora se atreve no solo a engancharnos con su narrativa, sino con el juego de la temporalidad y la intriga. Mezcla lo cursi con lo frío, las risas con el dolor. Me encantó el estilo que emite de la historia y su narración, pues no solo nos habla del talento de la autora, sino que otorga un carácter distinto a cada personaje. 
A veces es más fácil aceptar a algunos personajes que otros, y en mi caso June es la predilecta, pero Noah, a pesar de sus posibles momentos exasperantes, también se siente real. No porque porque dos hermanos sean mellizos van a ser iguales, y esta novela lo prueba. 
Además, se habla de arte todo el tiempo. Es un tema que rodea la historia por completo y otorga colores a los momentos, acentos a las palabras y emoción a los descubrimientos. La mayoría de los personajes viven alrededor de ella y es el medio por el cual los personajes esperan comunicar todo lo que han guardado en silencio. Blog Lectores Nocturnos 
Y es precisamente eso lo que da cuerda a la historia. Es algo que todos comprendemos de alguna forma. Todos nos hemos callado cosas, tal vez por pensar que no son importantes, para cambiar una situación o evitarnos problemas. La posibilidad de revelar los secretos existentes entre los personajes, y no solo los principales; y son lo que da cuerda a esta historia. Existen secretos que es mejor decir, pero vaya que es difícil hacerlo, sobre todo cuando tememos que puedan causar más daño del que ya hicieron. Y de hecho, a veces ni siquiera el lector está al tanto de ellos antes de que sean revelados. 
Este libro involucra a todos los personajes que nombra, todos hacen algo alrededor de la vida de estos dos hermanos. No hay aquí apariciones intrascendentes y muchas de ellas podrían parecer cosa del destino. 
A través de un texto genuino y bello, June y Noah cuentan y descubren una historia que es casi de carne y hueso, que sucede en sus mentes, nuestras mentes, en su mundo y tal vez en el nuestro. Estos hermanos que se dividen el mundo y la existencia misma llegan a la vida de este lector como una de las historias juveniles más originales y apreciables en su leer. Blog Lectores Nocturnos 
La falta de comunicación es un defecto clave en las relaciones de esta novela, ¿pero cómo hablar cuando no se sabe lo que pasará si lo hacemos? ¿Cómo no tener miedo a perder más de lo que ya perdimos? ¿Cómo sanar? ¿Cómo seguir adelante? 

Te daría el sol nos regala una conexión única y real, nos hace sentir del primer capítulo al último, cosas de arte, del tiempo y del destino. Es posible, solo tal vez, que esas casualidades se conviertan en maravillas. Tal vez la ficción nos enseñe, entre tantas otras cosas, a aceptar el asombro y disfrutarlo. 
Y que de entre todas las posibilidades, la verdad es la única inevitable. 

Calificación:


La frase: 
Conocer a tu alma gemela se parece a entrar en una casa que conoces bien; reconocerías los muebles, los cuadros de la pared, los libros de los estantes, el contenido de los cajones. Podrías encontrar el camino a ciegas, de ser necesario.” 

Te daría el sol, Jandy Nelson. 424 p. Alfaguara, 2015
Trad. Victoria Simó

¡Hasta la próxima!

viernes, 3 de mayo de 2019

(Breve) A ciegas - Josh Malerman

Sentir es el motivo esencial de todo lo que hacemos y nos sucede. Normalmente no estamos conscientes de ello, porque es parte de la vida y con el tiempo nos acostumbramos. Pero siempre hay cosas que se sienten más que las otras, tanto que de hecho nos damos cuenta. Son intensas, nos hacen estremecer, poseen sabores fuertes u olores embriagadores, suenan muy alto o nos obligan a cerrar los ojos. 
En el mundo de esta historia la gente tiene miedo de abrir los ojos. Las noticias de suicidios repentinos se acumulan y recorren el mundo con mayor constancia, tanto que se vuelven una realidad para la protagonista. Malorie, una mujer embarazada que se enfrenta a una situación repentina e inexplicable. Sintiendo cómo el mundo que conocía se viene abajo a su alrededor, porque morirá si abre los ojos. Hay algo recorriendo las calles que de ser visto provoca la muerte de cualquiera. Los hace quitarse la vida. Blog Lectores Nocturnos 
La civilización se desmorona y muy pocos sobreviven, o al menos eso cabe suponer, ya que salir a la calle incrementa enormemente el peligro. La vida actual parece imposible sin el sentido de la vista, al menos para quien la ha tenido siempre. Pero también debe añadirse la falta de información sobre la realidad del fenómeno que provocó esta situación. Solo queda suponer, y aprender a sobrevivir. 
Obligada por las circunstancias a vivir con un grupo de extraños, la protagonista se convierte en un ejemplo de la condición humana misma y sus necesidades principales: la compañía y la posibilidad del futuro. 
Me gustan las historias como estas, que casi caen en el terror pero sobre todo dan gran peso al factor del comportamiento humano. Ver el nivel de astucia requerido para sobrevivir despierta cierto interés que casi parece incorrecto. Leer sufrir a los personajes casi siempre significa una lectura rápida. Aunque no debemos olvidar lo más importante: el nivel de realidad en la reacción de los personajes. Los cambios tan grandes como los que consideran esta historia toman tiempo. Son ciencia ficción pura, pero el nivel de incertidumbre que hay en ésta deja volar aún más la imaginación del lector. Blog Lectores Nocturnos 
Malerman no da mayores explicaciones, se concentra en plasmar los comportamientos, los conflictos y su narrativa recurre al instinto puro. Fabrica el miedo basado en un concepto muy sencillo: no abras los ojos. ¿pero cómo luchar contra lo que no se ve? No puedes. ¿cómo sobrevivir? ¿cómo no perder la cordura? 
Si pudiera reprocharle algo: una explicación, y que ojalá tuviera más páginas. 


Pasando de la tranquilidad al caos, A ciegas se siente como una lección de supervivencia para una posibilidad incierta, como tantas otras con contextos diferentes. Su narración a dos tiempos busca la agilidad del lector y nos muestra el final de dos etapas de la historia. 
¿Será que la imaginación cuenta como otro sentido? 
Porque cuando no se puede ver, resulta que podríamos seguir vivos. 

La frase: 
¿Es gris? ¿Habrán enloquecido los árboles? ¿Las flores, los juncos, el cielo? ¿Habrá enloquecido todo el mundo? ¿Se pelea consigo mismo? ¿Reniega la tierra de sus propios océanos? El viento sopla con más fuerza. ¿Ha visto algo? ¿Habrá perdido también el viento la razón? 

A ciegas, Josh Malerman. 272 p. Minotauro, 2015
Trad. Miguel Antón

P.D. La adaptación no le hace justicia.

¡Hasta la próxima!